950 93 61 46 info@realego.com

La rueda Copenhagen: una nueva forma de desplazarse

Apostar por una idea gestada gracias a un proceso de I+D+i es el caso de la creación de Superpedestrian, una startup fundada en 2012 con sede en Cambridge, Massachusetts; la cual quiere revolucionar el modo en el que nos desplazamos diariamente en las ciudades con la comercialización de la rueda Copenhagen.

Es indudable los problemas de transporte que asolan nuestras ciudades actualmente, con una estimación de más del 60 % de la población mundial viviendo en ciudades para 2020, el transporte de personas se plantea como un difícil reto a superar para mejorar la calidad de vida en las grandes urbes.

El impulso y fomento por parte de muchas ciudades repartidas por todo el globo para el uso de las bicicletas esta al orden del día, aun así plantean una serie de inconvenientes: la escala de las ciudades esta diseñada para el automóvil, el esfuerzo físico que se ha de realizar para desplazarse o las dificultades derivadas de los trayectos de largos recorrido o de mucho desnivel es un impedimento para la aceptación de este modo de locomoción para una gran parte de la población.

La rueda Copenhagen como solución a los problemas de transporte urbanos

Sobre este tema tan peliagudo se desarrolló una investigación llevada a cabo por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en colaboración con la administración de la ciudad de Copenhagen, para intentar dar solución a los problemas de transporte actuales y desarrollar uno más eficiente y sostenible.

La idea detrás de la rueda Copenhagen se gestó gracias al diseño de prototipos para fomentar el uso de la bicicleta, y hacer que este modo de transporte fuera más cómodo y accesible. En 2009 el prototipo desarrollado se presentó en la conferencia sobre el protocolo de Kyoto acerca del cambio climático que se desarrolló en Copenhagen; en donde tuvo una gran aceptación y fue sponsorizado económicamente por Lord Mayor Ritt Bjerregaards, Spark Capital, entre otros. Años más tarde, en 2012 integrantes del desarrollo del invento formaron una startup “Superpedestrian” para comercializar el producto, obteniendo miles de reservas en sus primeros meses.

La rueda Copenhagen innova

Existen en el mercado otros kits de conversión a bicicletas eléctricas, pero la innovación de esta rueda reside en la ambición y creatividad de la idea, diseñando un kit de conversión todo en uno. El producto consiste en una rueda trasera que integra en su interior un pequeño motor, una unidad de control y una batería que se va recargando a medida que vamos pedaleando o rodando en pendientes descendentes. Gracias a esta unidad de control, la rueda es capaz de aprender los hábitos y las necesidades de los ciclistas, ofreciendo asistencia al pedaleo solamente cuando el ciclista necesita ayuda. De este modo, se quiere mitigar las barreras que limitan el uso de la bicicleta.

Lo verdaderamente interesante de esta innovación, es el valor añadido que se quiere aportar para el beneficio de la ciudad. Una vez colocada la rueda en la bicicleta y sincronizada con la app del smartphone; Superpedestrian realiza en tiempo real un mapeo de la ciudad analizando los datos de los usuarios, tales como los flujos de transporte, nodos de actividad, intensidad del tráfico… El análisis de estos datos por parte de la administración posibilitará la mejora de las infraestructuras necesarias para un transporte más sostenible, además de convertir a nuestras urbes en Smart cities.

Imágenes: https://superpedestrian.com/

#FrenarLaCurva