950 93 61 46 info@realego.com

La creatividad ha marcado los pasos en la evolución del ser humano. Ha sido la luz de guía de todos y cada uno de nosotros en todos los momentos de la historia. La creatividad ha sido y será el anhelo de conseguir un futuro mejor, un futuro donde estén solucionados los problemas vitales del ser humano. Indudablemente, es una capacidad que posee el ser humano en mayor o menor medida y supone algo nuevo para la persona que lo ha descubierto.

La razón por la que el ser humano crea cosas es simple: Trata de innovar, de superarse a sí mismo, de ayudar a la sociedad donde desarrolla sus actividades, en definitiva, trata de evolucionar.

Según (1991, Marín) la creatividad es “Todo aquello que sea diferente, algo antes no existente y que aporta aspectos interesantes superadores de lo anterior, resuelve problemas, cumple aspiraciones y necesidades, lo designamos como valor cualquiera que sea el campo, por modesto, cotidiano o insignificante que parezca.”

¿Qué es la vida sino una creación?

La vida es la creación en sí misma, la creatividad en estado puro y por lo tanto todo cuanto nos rodea es creatividad. La evolución de las especies tanto animales como vegetales, la creación y destrucción de planetas, estrellas, galaxias, y todo cuanto pasa en este universo es creatividad. Tenemos el problema de creer que sólo nuestros pensamientos son capaces de crear pero no nos paramos a pensar que estamos dentro de un universo creativo dispuesto a cambiar constantemente en su lucha por la evolución. Un universo que se expande hasta el infinito inmerso en un continuo cambio del que somos partícipes los seres humanos.

El potencial creador del ser humano.

Si bien es cierto que el Universo y todo lo que forma parte de este es creatividad, los pensamientos del hombre van mucho más allá, dispuestos a imaginar y hacer realidad cosas impensables. Diríamos que en los pensamientos del ser humano existe un Universo intrínseco obsesionado por salir y expresarse al exterior en infinitas formas.

El Universo permite todo lo que el ser humano está dispuesto a imaginar. Todo lo que este imagina está dentro del Universo ya que se piensa dentro de este. Partiendo de esta hipótesis he de decir que en el Cosmos tienen cabida todo tipo cosas y se pueden conseguir todos los sueños que el hombre tiene, aunque creamos que sean imposibles.

Tecnología, la materialización de la creatividad.

La creatividad del ser humano parece no tener límites. Durante miles de años las necesidades que el hombre tenía en su día a día empujaban la capacidad creativa que este llevaba dentro. Gracias a esto surgía una idea que se convertía en una innovación la cual más tarde se materializaba en tecnología para poder dar solución a los problemas que habían surgido en ese momento.

Han ido pasando los años y el ser humano ha ido evolucionando siendo capaz de dar solución a más problemas y de una manera más eficaz, hasta el punto de llegar hoy en día por ejemplo al planeta Marte y quién sabe si dentro de algunos años llegaremos a encontrar otras formas de vida inteligente.

 

¿Quieres seguir manteniendo en forma tu creatividad?

Para seguir manteniendo esa capacidad de creación que vamos perdiendo con los años y la rutina, es aconsejable realizar una serie de actividades entre las que destacan:

  • Huir de las rutinas y probar algo nuevo cada día: Toma cada día un camino diferente a casa, toma un desayuno distinto cada día, en definitiva, abandona la monotonía.
  • Retoma las ilusiones que tenías de niño: ¿Cuáles eran tus sueños? Pues bien, lánzate y cúmplelos.
  • Juega con tus hijos: Los niños son una fuente increíble de creatividad. Diviértete cada día jugando con ellos y te contagiarás.
  • Toma una actitud positiva y diviértete: Céntrate únicamente en aquellas cosas que te aportarán felicidad y no le des importancia a los acontecimientos negativos.

Si tienes en cuenta estos consejos, nunca perderás la ilusión por vivir y la creatividad formará parte de tu vida por siempre.

 

Alejandro García Jiménez.

 

Creatividad y motricidad (1999): Eugenia Trigo y colaboradores. INDE Publicaciones.

Manual de la creatividad (1991): R. Marín; S de la Torre. Ed, Vicens Vives.

https://familias.com/55/porque-la-creatividad-no-solo-es-cosa-de-artistas

#FrenarLaCurva