950 93 61 46 info@realego.com

¿Cómo puede la innovación “golpear al mercado”?

Existen múltiples formas y efectos derivados de conseguir una Innovación en Productos en función de si esta se produce sobre un objeto, sobre un proceso interno de la empresa, sobre un área concreta, etc. Sí enfocamos este análisis desde el punto de vista de los efectos que la innovación puede generar en el mercado, un estudio interesante es el desarrollado por el profesor de la Universidad de Harvard, Clayton Christensen en su obra The Innovator´s Dilemma.

Según esta teoría existen tres tipos de innovación en productos en función de cómo cada una de ellas “golpea al mercado” diferenciando entre innovación disruptiva, de mantenimiento o de eficiencia. Apple es un ejemplo ilustrativo de empresa que ha venido desarrollando estos tres conceptos durante los últimos años, por lo que analizar algunas de sus actuaciones empresariales permitirá explicar de manera sencilla cada una de las innovaciones mencionadas.

La innovación en productos disruptiva o por desplazamiento es aquella que se produce al desarrollar un producto completamente innovador, en un mercado ya existente que “crea una perturbación en él, pero que provoca que ese pequeño nicho se multiplique por cien, por mil o por un millón, creando así un inmenso mercado” que atrae nuevas empresas y beneficios.

Desarrollo e Innovación en Productos

En el caso de Apple, la innovación disruptiva consecuencia del lanzamiento del iPhone el 29 de junio del 2007, es un exponente claro al introducir un nuevo producto revolucionario que permitía realizar las mismas funciones observables, hasta entonces en un ordenador portátil, dentro de un sector ya existente por entonces: el de la telefonía móvil; pero que no había tenido tanta importancia como lo hace hoy en día, dónde el 84% de los españoles ya utilizan un smartphone; siendo este el dispositivo electrónico con mayor penetración en la población.

El lanzamiento del iTunes, al revolucionar el mercado de la música con una plataforma que provocó la obsolescencia del soporte físico del CD  y que a día de hoy marca una tendencia continuada con el streaming musical, es otro ejemplo de innovación disruptiva llevada a cabo por la empresa californiana. Fuera de Apple, otra innovación disruptiva sería el lanzamiento del coche T Ford al permitir multiplicar el número de conductores (y por tanto clientes) en cifras hasta entonces inimaginables en el sector del automóvil.

La innovación de mantenimiento por el contrario, tiene el objetivo de asentar esa innovación en el mercado a lo largo del tiempo a través de una actualización del producto o servicio gracias a una mejora del valor añadido repercutido al cliente. El lanzamiento de los sucesivos modelos de iPhones posteriores al iPhone 3G al mejorar el producto original, es ilustrativo de este tipo de innovación.

Por último, la innovación de eficiencia es aquella que no tiene un objetivo revolucionario sino que más bien persigue una mejora en la eficiencia de los procesos internos a la empresa en aras de reducir costes y competir más eficientemente en el mercado. Volviendo al caso de Apple, una innovación de eficiencia sería la inversión anunciada recientemente en plantas de energía solar para reducir los costes de producción.

Christensen, C. M. (1997). The Innovator\’s Dilemma: The Revolutionary Book that Will Change the Way You Do Business (Collins Business Essentials).
Suárez S., Alejandro (2012): “La innovación disruptiva”. El Mundo. 5 de julio.
Servimedia (2014): “Los españoles tienen hasta 6 dispositivos tecnológicos”. ABC. 15 de septiembre.
Bilbao, Nerea (2015): “La reducción de costes de la producción de energía solar favorecerá su expansión”. SiliconNews. 31 de marzo.

#FrenarLaCurva