950 93 61 46 info@realego.com

Autonomía, motivación y estabilidad laboral; pilares en la creatividad en Recursos Humanos.

Una de las áreas clave a gestionar por todos los empresarios y encargados de la innovación en la empresa es la creatividad en Recursos Humanos. La importancia de esta radica en la gestión del equipo de empleados como el principal instrumento generador de ideas creativas (las personas son las únicas que generan ideas), por lo que a pesar de encuadrar un área concreta de la organización empresarial, una efectiva gestión de los recursos humanos orientada a la creatividad, repercutirá en todas las áreas de la empresa, desde el marketing, producción, aprovisionamiento y ventas, hasta la de I+D+i.

Es por tanto obligación del empresario innovador, crear un clima favorable en la empresa que favorezca el desarrollo del carácter creativo del empleado. Un ejemplo de la asimilación de esta idea se encuentra ya plasmado en empresas anteriormente mencionadas como Google con la búsqueda del entorno creativo. Junto a está, existen otro conjunto de prácticas en la gestión de recursos humanos en la empresa a tener en cuenta.

Una de ellas es la estructura organizativa y la organización de los niveles jerárquicos. En este sentido cabe mencionar que estructuras informales y flexibles de organización, así como niveles jerárquicos reducidos, son elementos que favorecen en mayor medida la creación de conocimiento en la empresa.

El sistema de reclutamiento de los empleados también juega un papel vital en la generación de innovación en la medida que influye directamente sobre las condiciones del equipo humano para su consecución, por lo que resultaría interesante la selección de aquellos individuos caracterizados por su capacidad creativa, iniciativa, tolerancia, adaptación y empatía entre otras cualidades.

La estabilidad es clave en la creatividad en Recursos Humanos

La estabilidad en el empleo también es otro elemento clave a tener en cuenta, pues los contratos a largo plazo reducen la incertidumbre que tienen que soportar los trabajadores, creando un entorno de seguridad y pertenencia que generan la motivación necesaria indispensable para la consecución de creatividad. En este sentido, la motivación está relacionada a su vez con un sistema retributivo que recompense la asunción de riesgos y la obtención de objetivos.

También es interesante considerar un intercambio de información fluido entre todos los empleados que contribuya a una gestión óptima, transferencia y retención del conocimiento. En este sentido, establecer un clima de confianza entre los empleados (sin el cual las personas no estarán dispuestas a compartir su conocimiento), la rotación de personas de diversa formación y ámbito y el trabajo en equipo pueden jugar un papel determinante para su consecución. Sobre este último, una herramienta efectiva es el trabajo en equipo a partir de círculos de calidad y grupos de mejora. Los primeros son reuniones periódicas voluntarias mientras los segundos son encuentros puntuales para resolver un problema concreto.

Un sistema de reconocimiento que recompense al trabajador sobre la importancia de su desempeño laboral y la evaluación del mismo en resultados creativos, la descentralización en la toma de decisiones, comunicación efectiva, liderazgo de los encargados y una cultura organizacional que busque la creatividad; también son elementos a tener en cuenta si se quiere potenciar la innovación en los recursos humanos.

Corredera Rilo, Ainara (2013): “Gestión de los recursos humanos en empresas innovadoras”. Escuela Universitaria de Relaciones Laborales. Universidad del País Vasco. Bilbao.

Bonache, J. y Cabrera, A. (2004) “Dirección Estratégica de Personas” .Gestión de recursos humanos e innovación. Madrid: Pearson Educación, pp. 423-450.

#FrenarLaCurva